lunes, 19 de octubre de 2009

El día solo tiene 24 horas

Y desgraciadamente no da para más. Estoy volcado en una serie de proyectos que se llevan mi tiempo de forma completa. He intentado estirar las horas, hacer las cosas más rápido o incluso he pensado en clonarme... pero el tiempo hasta donde lo conozco es lineal, no se puede estirar, y lo de clonarme, tras ver la película de Michael Keaton y reflexionar he pensado que no, porque no sería divertido.

Así que he tenido que elegir y recortar. Y una de las actividades "damnificadas" son los blogs. Esto es así al menos hasta febrero, y en función de como me salgan las cosas puede que incluso más tiempo. Pero tranquilos, que aunque no se cuando pienso volver.

Así que aquellos que queráis si me mandáis un correo os prometo avisar cuando vuelva a escribir.

Y al resto, no habrá cosas nuevas al menos hasta febrero. Sed buenos.

1 comentarios hay:

Sirena dijo...

Pues vaya! ahora que vuelvo yo te marchas tu! ;) espero que sea por buena causa!