martes, 28 de abril de 2009

Reiki Reloaded (IX): La cámara Kirlian: Simplemente efecto corona

Una de las cosas que me contaron cuando hice el primer nivel de reiki era que cada ser vivo tenía un aura, que es, según cuentan aquí, un campo energético de radiación luminosa multicolor que rodea a las personas u objetos como un capullo o halo y que es generalmente invisible para la gran mayoría de los seres humanos.

En ese “curso” se nos dijo que existía un dispositivo que se llama cámara Kirlian, en honor a sus inventores, y que servía para visualizar ese aura. Esa cámara, ideada en 1939, aplica un campo electrico de alta tensión, más de 10.000 voltios, aunque mejor si son 20.000 o 40.000 voltios (en casa tenemos 230, para que os hagais una idea), y bajo amperaje, sobre el aire que se sitúa cercano a la película que se usa para fotografiar. Como consecuencia dibuja un halo alrededor de cualquier objeto susceptible de conducir la energia electrica, es decir, que si ponemos una moneda, o una llave o un cadáver, poco sospechoso de tener aura, también aparecerá ese halo.

Este fenómeno es debido a la ionización del aire que se produce entre el objeto a fotografiar y la cámara al aplicarle esa corriente de alta tensión. Tal es así que si se hace el vacío la cámara no funciona en absoluto. Y si mojamos el objeto el aura saldrá mucho más “sana”. De hecho las monedas de cobre siempre tienen una aura muy, pero que muy sana, ¿Por qué será?

El efecto corona, que es como se denomina este efecto, es conocido desde el siglo XVII y se produce, por ejemplo, en las líneas de alta tensión, y es el causante de, por ejemplo, del fuego de San Telmo, que se producía en momentos de tormenta en los mástiles de los barcos en el mar.

Según cuentan aquí, se produce por “la ionización del aire circundante al conductor debido a los altos niveles de tensión de la línea. En el momento que las moléculas de aire se ionizan, éstas son capaces de conducir la corriente eléctrica y parte los electrones que circulan por la línea pasan a circular por el aire. Tal circulación producirá un incremento de temperatura en el gas, que se tornará de un color rojizo para niveles bajos de temperatura, o azulado para niveles altos. La intensidad del efecto corona, por lo tanto, se puede cuantificar según el color del halo, que será rojizo en aquellos casos leves y azulado para los más severos.”. Esto es solo una fuente, pero si se consulta cualquier libro de física se podrá obtener una explicación similar a un fenómeno conocido.

¿Entonces por que aparecen distintas auras a la misma persona? Es sencillo, el efecto puede depender de que calzado llevemos, por el aislamiento a tierra, humedad relativa del aire, a más humedad más efecto, temperatura, presión barométrica…

Así que esas fotos con que se intenta demostrar la existencia del aura, no demuestran tal existencia, ni mucho menos, sino un efecto, muy conocido y, de paso, los pocos conocimientos de física elemental que posee aquel que nos dice que esa cámara fotografía el aura.

NOTA: Ahora vas, y lo copias, jejejeje.

3 comentarios hay:

Artemisa50 dijo...

Hay que ver la cantidad de mitos y leyendas que rodean a reiki y que nos creemos a pies juntillas, la verdad es que estas fantasías no hacen ningún favor a reiki. Es un gusto tener un investigador como tú en estos temas y que sabe exponerlo de manera tan brillante.
Un saludo.

yoddah dijo...

Muchas gracias. Ahora es cuando pongo el icono del señor colorao....

Me alegro que te gusten las entradas. Anima a seguir escribiendo.

A cuidarse

Dori dijo...

Gracias por tu trabajo de investigación, desde que entre en tus reflexiones me tienes engachada.
Besitos

Dori