miércoles, 20 de mayo de 2009

La conspiración de la medicina alopática

Existe en la new age la creencia, bastante generalizada de que la medicina alopática no es buena, bien porque no se ocupa del fondo de las enfermedades, bien porque existe una “conspiración” de las farmacéuticas que nos “colocan” medicamentos que no funcionan o nos hacen enfermos crónicos. Sin embargo los defensores de esas teorías no dudan en recomendarte todo tipo de “terapias” complementarias que prometen darte lo que supuestamente no te da la medicina convencional.

Lo curioso, como digo siempre, es que ante una apendicitis todos pasamos por el quirófano.
Recuerdo cierto terapeuta floral que conozco. Dados sus conocimientos sobre medicina holística es una persona autosuficiente que considera que todas las enfermedades están producidas por la mente y que la medicina alopática no sirve, es dañina e incluso mata. Esa persona tuvo una parálisis facial.
Leer más...
Podría haber decidido que con sus conocimientos podría tratar la parálisis. Pero el miedo a un tumor cerebral le llevó a urgencias. Una vez allí, tras un TAC, se comprobó que lo que tenía era una parálisis facial de Bell. Una vez seguro de que no era un cáncer lo que tenía se fue de urgencias y aplicó sus conocimientos sobre medicina holística. Presumió entonces de estar mucho mejor a los 10 días y estar prácticamente curado a las 3 semanas, debido, según él, a que su parálisis facial estaba producida por el exceso de trabajo y sus meditaciones hicieron que mejorase. Ahora podéis leer ESTE ENLACE donde dice literalmente que “Más de las dos terceras partes de las personas con parálisis de Bell, presentarán una completa recuperación de forma espontánea. El pronóstico es mejor cuanto menor sea el grado de paresia. La mejoría clínica se consigue en el 85% de los casos en las 3 primeras semanas. Del resto, algunos mejoran entre 3 y 6 meses más tarde”.
Es decir, que cuando el miedo apremia, nos vamos al hospital y pasamos de “terapias alternativas”, pero si nos curamos siempre es gracias a ellas.

Otra cosa de la que presumía este terapeuta era de haber quitado quites ováricos con flores de Bach. También, en una de las múltiples discusiones que he tenido sobre las propiedades “sobrenaturales” del reiki, una forera presumia de que gracias al reiki se había librado de un quiste ovárico que nunca se hubiera ido de no tratarse con reiki. Podéis leer ESTE ENLACE, donde explicita que “En la mayoría de los casos, un quiste en el ovario no causa daño y desaparece espontáneamente”.

Quiero decir, en esos dos casos al menos, las supuestas propiedades curativas de sus “terapias alternativas” no fueron tales, ya que la población general sin esas “terapias” consiguen efectos iguales a aquellos supuestamente producidos por las terapias complementarias. Pero para el público en general, si no se molesta en comprobar si la patología era susceptible de curarse sola, queda como que fue la terapia alternativa. Así que si os dicen que se quitó un quiste con la terapia que sea, o una parálisis facial, que no os vendan la moto.
Pues bien, esas personas que defienden esas propiedades de las terapias complementarias, al mismo tiempo suelen defender la teoría de la conspiración de las farmacéuticas, que quieren vendernos medicamentos que no funcionan y además quieren convertirnos en enfermos crónicos.
Siempre suelen poner el ejemplo de la quimioterapia para el cáncer, porque el que más y el que menos conoce a personas que se han muerto de cáncer, y se han puesto, como no, quimioterapia. Obvian, sin embargo, que las tasas curación del cáncer se incrementan año tras año, y no es debido precisamente a no hacer nada. Nuevos (algunos no tanto) fármacos como el glivec, el tamoxifen, o el Tarceva están salvando miles de vidas. Hablo de personas que viven gracias a estos fármacos que se hubieran muerto de no haber dispuesto de ellos.

Y para los conspiranoicos: No se legaliza un fármaco que no funciona. El mejor ejemplo es el Tarceva, que cuando se realizaron los ensayos se consiguieron resultados muy modestos y no se permitió ser comercializado. Posteriormente se descubrió que era efectivo para algunos tipos de cancer de pulmón con respuesta positiva al gen HER1/EGFR y a partir de entonces se permitió su comercialización.

Así que de conspiración nada. ¿Y las terapias alternativas, de que se nutren? Al menos, hasta donde yo conozco, las terapias alternativas están nutridas, bien de personas desahuciadas por la medicina convencional, bien de personas cuyas enfermedades no obtienen respuesta por la misma. Cuando el señor de la bata blanca no da ninguna esperanza, es cuando buscamos lo que sea, y ahí es donde entran todo tipo de “terapias”, unas más raras que otras, y aunque en la mayor parte de los casos no son dañinas, también es cierto que en la mayoría de los casos su beneficio es nulo, o producido por placebo. Ojo he dicho la mayoría, no todas, para que quede claro.

Un ejemplo podría ser lo que dice sobre la homeopatía ESTE artículo. Pero si nos ponemos a bucear encontraríamos mucho más.

¿Quien es el que conspira?

2 comentarios hay:

Anónimo dijo...

Me recuerda a un blog en donde leí hace tiempo que el Dalai Lama, tan aficionado y defensor de las terapias y temas espirituales, acudió a un hospital a que le operaran de no sé qué...

De lo que nos hablas yo lo veo como un tema de doble moral, o de ver la paja en ojo ajeno y no la viga en el propio. Los que dicen que la medicina alopática quiere meternos a toda costa medicamentos para incrementar sus beneficios, deberían mirarse a ellos mismos a ver si no pretenden hacer lo mismo con sus pseudoterapias.

Además muchos rechinan los dientes contra médicos, para luego hacerse ellos más sabios que los médicos y en ocasiones son más chulitos que los primeros en cuanto a que creen saber que ellos tienen razón y los médicos no ("¿qué saben ellos de espiritulidad de la conexión mente-cuerpo?" dirán muchos).

Estoy totalmente de acuerdo con que hay gente que acude a lo alternativo como último recurso porque lo demás ha fallado... pero eso es precisamente el mayor peligro para su salud, porque pueden en su desesperación dejar de intentar remedios médicos y jorobarla.

Azu

carolina dijo...

Hola me parecio muy bien tu "articulo", pues yo estoy en un diplomado osbre salud holistica y me gusta en realidad cualquier cosa que tenga que ver con la medicina, sobre todo el tema delparto, no me gustan los extremos yo más bien pienso que la medicina puede complementarse, y si creo que es genial contar con los hospitales,y médicos que salvan tantas vidas, y a los cuales desde mi punto de vista es necesario acudir en casos de emergencia solamente, no me parece sano tomar pastillas por una gripe o un dolor de cabeza, aunque tampoco me pareceria prudente usar plantas para curarme sin saber sobre herbolaria, en fin creo que la smedicinas pueden complementarse y no tendrían porque estar peleadas, la terapia floral se me hace maravillosa pero para las emociones,no para quitar quistes en los ovarios! han habido experimentos con las flores que dicen que funcionan como placebo, pero tambien los ha habido con medicinas como el PROZAC así que creo que es muy relativo, yo por mi parte me apego más a lo natural
saludos! desde México